Citas y Emergencias: (+504) 3177-0707

Todo lo que necesitas saber sobre Lentes Monofocales, Bifocales y Progresivos

Sabías que cuando vas a la óptica, las lentes pueden ser monofocales, bifocales y progresivas… Pero ¿Qué tanto sabes sobre estos términos? Si te interesa estar informado; sobre todo si nunca antes has tenido gafas, y ahora estas formando parte del club.
Post Ft Image

Sabías que cuando vas a la óptica, las lentes pueden ser monofocales, bifocales y progresivas… Pero  ¿Qué tanto sabes sobre estos términos? Si te interesa estar informado; sobre todo si nunca antes has tenido gafas, y ahora estas formando parte del club. En Dr. Reichmanns – Roatan Eye Clinic, queremos ayudarte y, por eso, te contamos todo lo que necesitas saber sobre los diferentes tipos de lentes en la optica. ¡A lo mejor una de estas, es la que mejor se ajuste a tus necesidades!

LENTES MONOFOCALES.

Las lentes monofocales son aquellas que tienen la misma graduación en toda la superficie. Con ellas se puede corregir cualquier error refractivo o ametropía como miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia y necesitan una mayor relajación visual.

¿Pueden los présbitas usar lentes monofocales?

¡Por supuesto que sí! Depende de cuales sean sus necesidades visuales. Las lentes monofocales son una buena solución para aquellos présbitas que no han tenido nunca errores refractivos y usan gafas por primera vez. ¿Por qué? Como no están habituados a usar gafas, se sienten más cómodos al utilizarlas sólo en el momento en que las precisan, cuando leen el menú en un restaurante o cuando trabajan con el ordenador, por ejemplo. Es decir, exclusivamente en los momentos en los que van a usar la visión próxima. Con el paso del tiempo, las gafas les irán resultando más cómodas y, lo que les resultará incómodo será quitárselas o mirar por encima de ellas para ver con claridad los objetos que se encuentran lejos. Es en este momento cuando el présbita debe plantearse hacerse unas gafas progresivas, que le permitan ver bien en todas las distancias, sin necesidad de quitárselas o mirar por encima de ellas

Los tratamientos que llevan las lentes en uno o ambos lados optimizan sus características. El tratamiento anti-reflejante, mantiene los ojos relajados, evitando incómodos reflejos y, además, defiende tus lentes de los otros cuatro enemigos de la claridad visual: huellas, arañazos, polvo y agua. Esta adición no sólo mejora la calidad óptica de las lentes, sino que también aumentan su resistencia y durabilidad.

LENTES BIFOCALES

Las lentes bifocales son aquellas que tienen dos graduaciones diferentes para permitir a la persona corregir errores o defectos refractivos en la visión de lejos y de cerca. Eran la mejor solución para las personas con presbicia hasta que aparecieron las lentes progresivas, inventadas hace más de 50 años por Bernard Maitenaz. En la actualidad, las lentes bifocales son un producto en declive.

Las lentes bifocales cuentan con corrección para visión de cerca y de lejos, pero no para visión intermedia. Es decir, pasan de un campo de visión a otro de forma abrupta, con un “corte” o un “salto”. Como consecuencia de esto, ofrecen una visión poco natural a la que cuesta adaptarse. Las lentes bifocales eran una buena solución para las personas con vista cansada hasta que aparecieron las lentes progresivas.

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest